Desde las primeras operaciones de la jornada anterior se veía interés de los mercados en las declaraciones de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, quien habló ante el comité de servicios financieros de la Cámara Baja del Congreso estadounidense.

La señora Yellen dijo que los estímulos cuantitativos seguirán reduciéndose, aunque advirtió que la tasa de desempleo en el 6.5% no es garantía de que vayan a dispararse las tasas, pues ante todo por el mandato dual de la Fed debe ver de mantener el crecimiento y controlar la inflación.

Por ello, dijo que seguirá vigilante a los datos económicos para justificar recortes adicionales en los estímulos, pero aseguro que reducciones adicionales en el programa de compra de bonos no están preconcebidas, sino que revisarán en cada momento la situación laboral, la inflación y el análisis de la eficacia y costo de esas compras.

En su mensaje quitó el riesgo de alzas en las tasas si el desempleo llega al 6,5% que tenía como objetivo, además de que será cuidadosa en cualquier acción, por lo que mantuvo el optimismo en el mercado local.

Influenciado por estos comentarios, el peso mexicano terminó con una ganancia de 3.15 centavos al ubicarse en 13.291 pesos según el Banxico.

Análisis Técnico

El peso tuvo un movimiento debajo del 13.26 que dejaba señales de mayor fortaleza, aunque no encontró flujos suficientes para mantenerse debajo de dicho nivel, donde se activarían señales adicionales de apreciación a 13.16-13.08. No obstante, un alza sobre 13.38 pesos por dólar reactivaría señales de riesgo en las que podría ver nuevos episodios de debilidad para la moneda.

*Analista de Divisas, MetAnálisis

[email protected]