El peso descendió 0.72% este miércoles desde máximos de más de seis meses ante un dólar que brillaba globalmente, después de que la Reserva Federal mejoró su panorama para la economía de Estados Unidos, impulsando las apuestas por el billete verde.

La moneda cerró en 12.7110 a la compra y 12.7140 unidades por dólar a la venta, con una pérdida de 0.72% o 9.20 centavos frente a los 12.6220 pesos del precio de referencia del martes.

Operadores indicaban que el diagnóstico económico de la Fed redujo la posibilidad de un nuevo estímulo monetario en Estados Unidos, dando un empujón al dólar frente al grueso de las monedas.

La economía estadounidense "está respondiendo positivamente y está contrastando un poco con Europa, y se nota claramente en las estrategias de política monetaria", comentó Jorge Gordillo, subdirector de análisis de CI Banco.

Operadores creían que la agresiva escalada del martes hacía necesario un ajuste de posiciones antes de continuar apostando por la moneda mexicana, una de las más beneficiadas con el mejor panorama en Estados Unidos, debido a la fuerte relación comercial entre ambos países.

En las próximas sesiones, el peso podría retomar la senda ganadora y operar nuevamente entre 12.50 y 12.60 unidades por dólar, según analistas.

El peso osciló entre 12.6280 y 12.7255 unidades por billete verde durante la sesión.

En su valor 24 horas, el peso retrocedió 9.10 centavos a 12.7090/12.7110 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con un descenso de 4.41 centavos, a 12.6784/12.6804 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 12.34 unidades por dólar a la compra y en 12.84 a la venta.

ros con información de Reuters