La moneda mexicana terminó la jornada del martes con una caída de 0.13% o 2.30 centavos frente al dólar, y se ubicó en 17.2690 unidades, según datos de Banco de México en un mercado cauteloso en las últimas jornadas del año.

El peso perdió pese a que los inversores buscaron activos más riesgosos -entre ellos acciones y monedas de mercados emergentes- después de que una recuperación en los precios del petróleo reforzó su confianza. Ese apetito por el riesgo golpeaba al euro, al que los operadores consideran una moneda más segura, dado su bajo rendimiento.

NOTICIA: Reservas, en su mejor racha desde mayo del 2014

El apetito por instrumentos con mayores rendimientos mermaba el desempeño de los bonos locales, que mostraban retrocesos en sus tres principales plazos.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono de referencia a 10 años, uno de los más líquidos, subía seis puntos base a 6.29%, mientras que el de 30 años avanzaba seis puntos base a 6.98 por ciento.

NOTICIA: La inflación cerrará el 2015 muy cerca de 2%, afirma Agustín Carstens

Con información de Reuters

frm