El peso mexicano bajó casi un 1.5% hasta las 20.75 unidades por dólar en las operaciones europeas de este viernes, ya que el mercado consideró que la subida de 50 puntos base que aplicó el banco central de México a su tasa de interés clave no bastaría para contener las presiones inflacionarias.

NOTICIA: La medida no frenó la depreciación del peso

La autoridad subió el jueves su Tasa de Interés Interbancaria a un día a 5.25%, el nivel más alto desde mayo del 2009. No obstante, el mercado esperaba un incremento de al menos 75 puntos básicos.

El peso se ha debilitado con fuerza desde que Donald Trump fue elegido como nuevo presidente de Estados Unidos, ya que se teme que cumpla con sus promesas de campaña de imponer aranceles al comercio y bloquear las remesas de dinero.

NOTICIA: Donald Trump fortalece al dólar y pega a divisas

En la semana, el peso se mantiene estable ante el dólar. Sin embargo, la semana pasada la moneda registró una caída de 9 por ciento tras desplomarse a un mínimo histórico cuando se confirmó la victoria de Trump.

"Lo que el mercado está diciendo es que, dada la baja de la moneda, habrá un impacto inflacionario significativo", dijo Jakob Christensen, jefe de investigación de mercados emergentes de Deutsche Bank.

NOTICIA: Peso cerrará año en 21.50 por dólar: Barclays

"La inflación se está acelerando y es por eso que un incremento de apenas 0.5% podría no detener el impacto de la depreciación del peso", agregó Christensen

erp