El peso caía este martes arrastrado por preocupaciones sobre el crecimiento de China, tras la decisión del gigante asiático de elevar el precio de los combustibles y por señales de un debilitamiento en su demanda de acero.

En operaciones previas a su apertura oficial, la moneda cotizaba en 12.6955 por dólar, con una pérdida de 0.11%, frente a los 12.6807 pesos del precio de referencia del viernes, basado en las operaciones en el extranjero con pesos mexicanos.

China elevará los precios minoristas de la gasolina y el diésel en 6 a 7%a partir del martes, lo que marca el mayor incremento en 33 meses.

En tanto, datos de la Asociación Mundial del Acero mostraron que la producción global de acero crudo subió levemente en febrero del 2012, impulsada por un moderado incremento en el aporte de China, el mayor productor y consumidor del metal.

ros