La divisa mexicana se deprecia el viernes 0.23%, luego de que un débil reporte oficial sobre el mercado laboral de Estados Unidos incrementó el temor a una recaída de la mayor economía del mundo.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso retrocedía 2.95 centavos a 13.0381/13.0430 pesos por dólar.

El empleo en Estados Unidos cayó en junio por primera vez este año, luego de que miles de trabajadores temporales del censo finalizaron sus labores, mientras que la contratación privada creció menos de lo esperado.

"El peso ha sido una de las monedas que más ha ido depreciándose y esto es por la cercanía de Estados Unidos y México, el mercado empieza a percibir un riesgo de desaceleración", dijo Salvador Orozco, estratega de deuda y moneda del grupo financiero Santander.

La economía de Estados Unidos perdió 125,000 empleos en junio, el mayor declive desde octubre. No obstante, la tasa de desocupación cayó a 9.5%, el nivel más bajo desde julio pasado.

México mantiene una fuerte dependencia del desempeño de la economía de Estados Unidos, destino de más de 80% de sus exportaciones.

Tras una primera y agresiva reacción que llevó al peso a caer 0.96% a 13.1317 por dólar, la moneda iba recuperando parte del terreno perdido.

Según operadores, la corrección respondía a que muchos jugadores del mercado habían anticipado en la sesión previa sus apuestas en contra de la moneda local ante la expectativa de un dato laboral débil en Estados Unidos.