El peso mexicano opera con una ligera ganancia este jueves, luego de que en Estados Unidos se dio a conocer el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre del año. La variación, de 3.1%, fue en línea con lo estimado por el mercado, pero por debajo de su registro previo de 3.2%, lo que resta fuerza a la divisa más negociada.

El tipo de cambio se ubica en el nivel de 19.0765 unidades por dólar. Esto significa una variación de 7.75 centavos o 0.40% que favorece al peso contra su cierre de ayer, con datos del Banco de México (Banxico). Un muy débil dato sobre venta de viviendas nuevas en Estados Unidos, con una caída de -1.5% en abril, golpea al billete verde, que ya caía.

La paridad se mantiene en un rango entre 19.1689 pesos por dólar en la parte alta y un mínimo de 19.0541 unidades. Ángel Amancio, analista y trader independiente con experiencia en Madrid y Nueva York, afirma que el cruce de divisas ha consolidado un rango de operación por encima de 19 unidades, con una resistencia en 19.30 pesos por dólar.

En esta sesión se espera la publicación del dato sobre inventarios de petróleo crudo de la Agencia de Información de Energía (AIE), de Estados Unidos, que se dará a conocer a las 10:00 horas. Una caída en las reservas por debajo de las expectativas del mercado podría impulsar al dólar-peso a enfrentar su resistencia de 19 unidades.

Los inversionistas descansan de las presiones por la guerra comercial entre China y Estados Unidos. El índice Fear & Greed, que mide el sentimiento del mercado, registra un nivel de 27 unidades, contra un previo de 23 puntos. La medida expresa el temor de las operaciones, con un rango del cero al 100 en el que menores cifras significan un mayor temor.

[email protected]