El peso mexicano ganaba el viernes 0.27% ante un dólar muy debilitado, en medio de una jornada apática y con la expectativa de que la liquidez seguirá fluyendo en los mercados globales.

La moneda local ganaba 3.15 centavos, a 11.5315 por dólar.

"Creo que 11.50 es un soporte muy importante para los próximos días y del lado alto, el rango medio de 11.60. Esperaría ver una corrección en general en los mercados en los próximos días", comentó un operador de un banco extranjero.

Aunque el dólar rondaba mínimos de tres años, operadores esperaban que las tomas de ganancias sigan siendo el principal factor que mueva al peso mexicano, antes de intentar una nueva incursión alcista más allá de los 11.50 por billete verde.