El tercer recorte consecutivo a las tasas de interés en México ayudó a que el peso ampliara este jueves sus ganancias contra el dólar. A las 12:45 horas, 15 minutos antes del anuncio de política monetaria del Banco de México (Banxico), la paridad inició una corrección a la baja y cerró en 19.3810 unidades, según el banco central.

El tipo de cambio inició la jornada con una ligera ganancia, ante las expectativas del mercado, que descontaba la decisión, tras una similar tomada por la Reserva Federal (Fed) en octubre. Contra su cierre previo, de 19.4450 unidades por billete verde, el peso se movió 6.40 centavos o 0.32%, casi todo el movimiento tras el anuncio.

 

El esperado recorte

De acuerdo con Alfonso Esparza, analista de OANDA, la decisión del Banxico de recortar las tasas en 25 puntos base liberó al peso de presiones por apuestas de un recorte mayor. "La divisa mexicana había estado presionada por la posibilidad de un recorte de 50 puntos base, después de que la Fed recortó su tasa en octubre".

El analista afirmó que el hecho de que el Banxico no se reuniera en octubre elevó el diferencial con las tasas estadounidenses, sin darle oportunidad de responder. Un recorte de 50 puntos a las tasas habría restado atractivo a la deuda mexicana, con una tasa que hoy queda en 7.50%, en lugar de 7.25%, que era el temor de los operadores.

Mercado, preocupado

En el comunicado del Banxico no se mencionó a Chile, Argentina ni Bolivia como factores preocupantes para la economía mexicana. No obstante, las respectivas crisis políticas (y económica en el caso de Argentina) son tomadas en cuenta por los operadores que hoy enviaron las monedas de América Latina a pérdidas.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis divisas de referencia, operó en negativo y al momento del cierre cayó -0.22% a un nivel de 98.15 unidades. El retroceso del dólar se debe a los avances del yen japonés y el franco suizo, que son consideradas refugios por los inversionistas.

Los temas comerciales son el mayor factor de aversión al riesgo en los mercados, tras las recientes tensiones entre China y Estados Unidos. Los efectos de la guerra comercial se dejaron sentir en el gigante asiático, que publicó datos de producción industrial con una desaceleración en octubre mayor que la esperada.

[email protected]