El peso mexicano regresó a la senda de la recuperación frente al dólar estadounidense, luego de mostrar una apreciación superior a 0.50%, derivada básicamente del optimismo que existe en el medio financiero sobre un nuevo incremento en la tasa de referencia del Banco de México (Banxico).

El tipo de cambio peso-dólar hacia el cierre de las operaciones de este miércoles concluyó en un precio de 20.480 pesos por dólar, que con respecto a las últimas negociaciones de la sesión anterior (20.6130 pesos), representó una recuperación de 0.65%, equivalente a una apreciación de 13.30 centavos.

El mercado de cambios está esperando el resultado de la reunión de la Junta de Gobierno del Banxico, prevista donde los analistas están pronosticando un aumento en la tasa de interés de referencia de hasta 50 puntos base, acontecimiento que podría llevar a la paridad a alcanzar cotizaciones cercanas a los 20 pesos por dólar.

La recuperación la moneda mexicana se explicó también por el debilitamiento moderado del dólar estadounidense, pues continúa la incertidumbre sobre el futuro de las políticas económicas de la administración de Donald Trump.

Poca claridad

En el medio financiero se comentó que hasta ahora se sabe poco de los planes de gasto de infraestructura e impulso a la actividad manufactura, pues las acciones ejecutivas desde la salida del TPP en su primera semana de gestión, han estado enfocadas a medidas de proteccionismo comercial.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, comentó que un elemento importante que ayudó a recuperarse al peso fue que los mercados anticipan que Banxico subirá su tasa de referencia en 50 puntos base para ubicarse en 6.25 por ciento.

La especialista anticipó que bajo la perspectiva de un mayor endurecimiento de la política monetaria interna, el peso mexicano podría seguir recuperándose, con el pronóstico de que las cotizaciones se ubiquen entre 20.10 y 20.20 pesos por dólar.

Sin embargo, anticipó que el tipo de cambio peso-dólar aún se encuentra con ciertos riesgos, que en cualquier momento podría revertir esa tendencia decreciente, pues cualquier comentario negativo de Donald Trump podría presionar al peso.

De corto plazo

La analista de mercado de cambios de BX+, Mariana Ramírez, opinó que la recuperación del peso mexicano podría ser de corto plazo, pues en las siguientes semanas tendería a depreciarse por la inquietud que existiría en torno a nuevo aumento en la tasa de la Fed.

El especialista mencionó que hay una alta probabilidad de que el peso mexicano opere cerca de los 20 pesos, sin embargo, esperan que hacia el cierre febrero alcance un precio de 20.70 pesos.

Aprovecha debilidad del euro

El peso se ha apreciado 6.57% frente al euro desde el 19 de enero hasta el día de ayer; pasó de 23.4100 (mínimo histórico del peso) a 21.8730 pesos por euro.

Buena parte de la debilidad del euro responde a las elecciones que habrá en Países Bajos, Francia y Alemania. En Francia, la candidata a la presidencia Marine Le Pen ha agregado el mayor temor a los inversionistas y volatilidad a los mercados.

La incertidumbre política que genera la posibilidad de un cambio y paradigma similar que se vivió en Estados Unidos (con la llegada de Donald Trump) y en el Reino Unido (con el Brexit), ahora en particular, a Francia, argumenta a una posición de venta del euro , explicó Santiago Leal, analista de Estrategia de Renta Fija y Tipo de Cambio de Banorte–Ixe.

Le Pen inició su campaña con un discurso atacando la globalización y los peligros de la inmigración. También se comprometió a sacar a Francia de la OTAN, de la zona euro y, de ser elegida presidenta, celebraría un referéndum sobre la pertenencia del país a la Unión Europea.

Una salida francesa del bloque sería mucho más desordenada que la salida que Gran Bretaña está preparando para negociar. Francia es uno de los estados fundadores del grupo y la segunda economía más grande de la eurozona , detalló Carlos Ponce Bustos, director de Análisis y Estrategia de Grupo Financiero Ve por Más, a través de un escrito.

Aunque en las últimas sesiones el peso se ha apreciado fuerte ante el euro, en el largo plazo hay una tendencia clara de depreciación, dijo Santiago Leal.

En lo que va del año, el peso registra una depreciación frente al euro de 0.38%, aunque en el 2016 la moneda mexicana retrocedió 16.84% frente a la divisa europea, su peor año desde el 2008.

La volatilidad en esta nueva condición y paradigma político es evidente y advierte una estrategia de cautela en el peso (...) Un desenlace a favor de una alternativa de ultraderecha, como es Le Pen, podría ser algo que inyecte más volatilidad al euro , dijo Santiago Leal. (Con información de Mario Calixto)

[email protected]