Petróleos Mexicanos (Pemex) colocó en los mercados financieros un bono por 2,000 millones de dólares. El instrumento fue emitido a 10 años, lo que representa que tendrá un vencimiento en enero de 2029 y pagará a los inversionistas una tasa de interés del 6.5% anual.

 

De acuerdo con los datos de la empresa productora del estado, los recursos se utilizarán para cumplir con el programa de inversión de Pemex y para liquidar o refinanciar deuda a su cargo.

 

“Con esta operación se fortalece el nivel de caja para el cierre de 2018 y garantiza la liquidez de la empresa para el inicio de 2019”, indicó la empresa en un comunicado.

 

En la operación, participaron inversionistas de Estados Unidos, Medio Oriente, Europa, Asia y México, la demanda fue de 5.9 veces el monto colocado y los agentes colocadores fueron HSBC, JP Morgan, Scotiabank y UBS.