Petróleos Mexicanos (Pemex) llegó al segundo semestre del año con una pérdida neta acumulada de 22,993 millones de pesos, misma que resultó en una importante mejoría en comparación con la pérdida neta de 606,587 millones de pesos del mismo lapso del año pasado, que ha sido uno de los peores para toda la industria petrolera global en la historia.  

Los ingresos totales de la estatal, que se componen de las ventas internas de combustibles y las exportaciones de petróleo aumentaron anualmente en 43% para ubicarse en 664,988 millones de pesos gracias a los aumentos en los precios de los combustibles impulsados por el precio internacional del petróleo que prácticamente se duplicó en promedio en comparación con el año pasado.  

A la vez, según reportó Pemex a la Bolsa Mexicana de Valores, su costo de ventas se elevó en 11% anualmente para ubicarse en 432,646 millones de pesos en el primer semestre del 2021. Esto derivado igualmente del alza en los precios que impactan en la logística de la empresa.  

Así, Pemex mejoró sustancialmente sus utilidades en la operación de todas sus unidades de negocio, que ascendieron a 163,706 millones de pesos cuando el año pasado llegó a únicamente 615 millones de pesos.  

También elaboró una estrategia administrativa para hacer frente a sus obligaciones financieras o de deuda por 62,924 millones de pesos, cuando el año pasado el desembolso en este rubro le llegó por 557,587 millones de pesos, 8.8 veces más que este año.  

Pero en el rubro impositivo, el rubro de impuestos a la utilidad de la empresa fue de 135,787 millones de pesos, con un aumento de 61% en comparación con el año anterior, a pesar de que sigue sin pagar el dividendo establecido en la reforma del 2015 que pagaría por sus asignaciones a partir del 2016, y que por derecho a la utilidad compartida por la extracción de petróleo sus asignaciones pagan 54% a la Secretaría de Hacienda por cada peso que recibe por vender un barril de petróleo, y no el 58% que se tenía el año pasado. 

Entonces, la utilidad antes de impuestos fue de 112,793 millones de pesos en el primer semestre, lo que implica una importante mejora en relación con la pérdida de 522,465 millones de pesos del año pasado, derivado de que vendió crudo a mejor precio, aunque esto implique también pagar más impuestos.

El martes la agencia calificadora Moody´s anunció una rebaja de la calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) a “Ba3” y mantuvo la perspectiva en negativa.  

Moody’s dijo que la decisión se basa en el alto riesgo de liquidez y creciente riesgo de negocio de Pemex, pues la empresa enfrenta altos niveles de vencimientos de deuda debido a la expansión de su capacidad de refinación y producción. Detalló que la perspectiva de las calificaciones de Pemex sigue siendo negativa principalmente por la perspectiva negativa de la calificación “Baa1” del gobierno de México. 

Este miércoles la petrolera respondió que está en desacuerdo con la baja de la nota de su deuda anunciada por Moody's la víspera, dijo el director de la estatal, Octavio Romero, quien añadió que la calificadora hizo un "juicio sumario" sobre la empresa.

"Moody's hizo caso omiso y en juicio sumario nos avisa que decidieron bajar la nota de la deuda aún cuando nosotros solicitamos que deberían de hacer una revisión para darles mayores elementos", dijo Romero Oropeza en una conferencia con analistas. 

Segundo Trimestre

En lo que respecta al segundo cuarto del año Pemex reportó incluso una utilidad neta, de 14,364 millones de pesos, en contraste con la pérdida de 44,336 millones del segundo trimestre del 2020.  

Los ingresos totales de este segundo trimestre prácticamente duplicaron a los del mismo periodo del año anterior, ya que se elevaron a 347,435 millones de pesos, cuando en el segundo cuarto del 2020, que fue cuando durante minutos el precio internacional del crudo estuvo por debajo de cero ante el desbalance entre oferta y demanda, el ingreso total de Pemex fue de 181,693 millones de pesos.  

El costo de ventas, también causado por los aumentos en los precios, durante el segundo trimestre del 2021 fue de 259,823 millones de pesos, aumentó 51% en relación con el 2020.  

Los impuestos de este segundo semestre fueron casi cuatro veces mayores a los del mismo lapso del año anterior, situándose en 82,128 millones de pesos, por lo que antes de impuestos la utilidad que registró la empresa del Estado fue de 96,492 millones de pesos, en contraste con la situación de pérdida de 20,711 millones de pesos a la que llegó en este periodo del año pasado.  

(Con información de Reuters)

erp