Las calificadoras Standard & Poor’s (S&P) y Fitch anunciaron que no modifican su perspectiva sobre Pemex, ante el acuerdo alcanzado con el sindicato petrolero.

Fitch espera que con el acuerdo se puedan reducir los pasivos de pensiones de la petrolera, sin embargo, los pasivos por pensiones de Pemex podrían continuar creciendo a medida que los empleados han acumulado pertenencia con la compañía por más de 15 años ya que pueden optar por quedarse en el plan anterior que permite la jubilación a los 55 años de edad y 25 años de servicio , informó.

El gobierno de México espera capitalizar los activos de pensiones de la compañía en una cantidad equivalente a los ahorros para reducir el pasivo por pensiones, indicó Fitch.

Para S&P el acuerdo obrero-patronal establece para los trabajadores de nuevo ingreso un nuevo esquema de cuentas individuales con aportaciones definidas a través del Sistema de Ahorro para el Retiro, y el ajuste de la edad de jubilación de 55 a 60 años.