Petróleos Mexicanos (Pemex) colocó en los mercados internacionales 3,150 millones de euros (73,750 millones de pesos) en cuatro bonos, para refinanciar la deuda adquirida en mejores condiciones de plazos y tasas.

Con esta colocación y la realizada a inicios de mayo, la estatal sumó más de 80,000 millones de pesos en colocaciones del 2018, cuando su techo de endeudamiento aprobado por el Congreso fue de 79,000 millones de pesos.

Al respecto, Pemex explicó que no existe límite en cuanto a la emisión de bonos en estas condiciones que permiten mejorar y diversificar su perfil de deuda.

“Estas emisiones no son para mantener la operación de la empresa, que ya está cubierta. Pero como lo explicó el ex director de Pemex, se seguirán buscando oportunidades en los mercados si conviene a mejores tasas, se paga lo que se debe y queda nueva deuda en mejores condiciones”, detallaron.

La colocación contó con las siguientes características: 600 millones de euros con vencimiento en noviembre de 2022 y un cupón de 2.50%; 650 millones de euros a tasa variable con vencimiento en agosto de 2023 y una tasa cupón de EUR Libor a 3 meses más 2.40%; 650 millones de euros con vencimiento en noviembre de 2025 y un cupón de 3.625%, y 1,250 millones de euros con vencimiento en febrero de 2029 y un cupón de 4.750 por ciento.

La estatal explicó que de los recursos provenientes de esta emisión, 1,000 millones se utilizarán para la recompra del bono en euros con vencimiento en 2019 y el resto para proyectos de inversión estratégicos de Pemex.

Según Pemex, la operación registró una demanda aproximada de 5,600 millones de euros, equivalente a 1.8 veces el monto asignado, con la participación de fondos de pensiones, administradores de portafolios e instituciones financieras de Europa, principalmente. Los agentes colocadores fueron Deutsche Bank, Societe Generale, BBVA Bancomer y Santander.

La cuarta vez

Desde 2016, ésta es la cuarta transacción con un componente de manejo de pasivos que realiza Pemex, la cual enmarca el esfuerzo de la empresa por mejorar su perfil de amortizaciones, así como preservar el buen funcionamiento de su curva de rendimientos en euros y mantener diversificada su base de inversionistas, explicaron.

A inicios de mayo, Pemex realizó otra colocación de un bono en los mercados internacionales por 365 millones de francos suizos (casi 7,000 millones de pesos) con vencimiento a 5.5 años. Esa colocación, con vencimiento en diciembre de 2023, otorgó una tasa de rendimiento de 1.75 por ciento.

En el 2017, la empresa productiva del Estado cerró el ejercicio con una deuda neta de 72,400 millones de pesos, por debajo de los 94,000 millones aprobados por el Congreso de la Unión y el consejo de administración como techo de déficit para el ejercicio.

Para este año se planteó una meta de endeudamiento neto de 79,000 millones de pesos, inferior a la del año pasado, en que además adquirió deuda por adelantado para financiar parte de las operaciones del 2018.


kgarcia@eleconomista.com.mx