El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio perdió terreno por la inesperada caída de los pedidos de maquinaria, los nuevos indicios de desaceleración de la economía global y la caída de las acciones de Toyota Motor.

Los pedidos de maquinaria retrocedieron en abril, en una señal de que las alteraciones en los suministros de energía repercuten en las inversiones, aunque se prevé que la demanda crezca una vez reconstruido el territorio afectado por el terremoto en el noreste del país.

El Nikkei cerró con baja de 66.23 puntos, 0.70%, a 9,448.21 tras abrir a 9,405.16 y oscilar entre 9,391.26 y 9,466.51.

RDS