Hoy, el abogado Paulo Diez presentará una demanda penal en contra del fondo australiano Global Infrastructure Fund (IFM), OHL México y Casa de Bolsa Banorte, así como funcionarios de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. “Estoy a unas horas de presentar las demandas penales para pedir la nulidad de la compra de OHL Concesiones, quien es el dueño de 56.85% de OHL México, así como de la OPA”, puntualizó.

“A lo que sí apuesto es a que los jueces de México entiendan que se está beneficiando indebidamente a OHL y perjudicando a todo el mercado”, añadió.

Hasta ahora, Paulo Diez ha promovido diversos procesos legales contra OHL, pero estos no han progresado o se han desestimado. Esta demanda se suma a la que presentó el año pasado en contra de IFM, OHL México y la Casa de Bolsa de Santander así como servidores públicos por violaciones a la Ley del Mercado de Valores.

no refleja el valor

Paulo Díez explicó que el precio de 27 pesos por título pagado por cada acción flotante de la empresa en el mercado no refleja el valor contable por acción, el cual se ubicó en 44.04 pesos de acuerdo con el último estado financiero trimestral.

“Aquí lo que está ocurriendo es que se le está pagando a OHL en España un premio, porque es el accionista de control, del cual se está excluyendo al resto de los accionistas”, sostuvo el abogado.

OHL México contribuye con 97% del EBITDA de OHL Concesiones. La empresa tiene, actualmente, la concesión de siete autopistas de peaje como el Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario y una participación de 49% en la compañía concesionaria del aeropuerto de Toluca.

judith.santiago@eleconomista.mx