Nueva York.- La Bolsa de Nueva York terminó en neta baja , en medio de temores exacerbados sobre las deudas europeas, luego de un acceso de pánico que causó un hundimiento histórico del Dow Jones: el índice finalmente abandonó 3.20% y el Nasdaq 3.44%.

"Es un pánico bursátil", constató Gregori Volokhine, de Meeschaert New York.

Hacia las 18:40 GMT, les índices iniciaron una súbita caída que se prolongó durante 15 minutos. El venerable índice Dow Jones registró su mayor caída en puntos de su historia en sesión (998.50 puntos), cayendo de la barra de los 10,000 puntos.

Según cifras definitivas de cierre, el Dow Jones Industrial Average abandonó 347.80 puntos a 10,520.32 puntos y el Nasdaq, de alto componente tecnológico, cayó 82.65 puntos a 2,319.64 puntos.

El índice ampliado Standard et Poor's 500 cedió por su parte 3.24% (37.75 puntos) a 1,128.15 puntos.

El mercado tuvo una jornada rica en rebotes. En el momento del cierre, las especulaciones se multiplicaban sobre el hecho de que un error habría profundizado la caída.

Error humano

"Es claro que hubo un problema. Hubo un error, humano o informático, que ha provocado el hundimiento de niveles técnicos", estimó Gregori Volkhine luego de haber observado diferentes gráficas de la jornada, pero sin sacar mayores conclusiones.

Según la cadena financiera CNBC, que citó varias fuentes anónimas, un operador de Citigroup habría marcado por error "millón" en lugar de "1,000 millones".

"Citi dijo que están investigando", habrían señalado las fuentes a CNBC.

En lo inmediato no fue posible obtener comentarios de Citigroup sobre estas informaciones.

Nerviosismo por Grecia

De todos modos los inversores estaban extremadamente nerviosos.

"Todo se resume en el temor sobre el contagio de la situación griega, antes de la votación del viernes en Alemania" para ratificar la ayuda internacional acordada por la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional, indicó Peter Cardillo, de Avalon Partners.

Al mismo tiempo, el euro caía ante la divisa estadounidense, manteniéndose apenas sobre 1,25 dólares.

El mercado obligatorio, refugio de los inversores temerosos, registraba un salto espectacular. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años retrocedió a 3.398% contra 3.550% en la noche del miércoles y el de los títulos a 30 años a 4.165% contra 4.394%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.