El Paladio superó el martes por primera vez la barrera de 1,550 dólares la onza ante un creciente déficit de suministros, mientras que el oro cerró estable después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reiteró la postura paciente del banco central frente a futuras alzas de tasas.

El precio del paladio alcanzó 1,565.09 dólares por onza antes de cerrar con alza de 0.9% a 1,555 dólares.

La noticia de que mineras sudafricanas recibieron avisos de huelgas la próxima semana exacerbó las preocupaciones sobre los suministros en un mercado ya ajustado, que ha visto subir los precios más de 23% en lo que va del año.

El mayor productor de paladio del mundo, Norilsk Nickel, expuso el martes que normas más estrictas de emisiones en todos los grandes mercados y un suministro primario estable ampliarían el déficit del metal en el 2019.

En tanto, el oro al contado cerró estable en 1,327.41 dólares por onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos cayeron cerca de 0.1% a 1,328.50 dólares la onza.

En lo que va del 2019, el precio del oro ha ganado 3.59% al pasar de 1,282.73 a 1,328.72 dólares la onza.

Si bien en su testimonio ante la Comisión de Banca del Senado Powell reiteró el mensaje de la Fed de “paciencia” sobre futuras alzas de tasas de interés, un dato de confianza del consumidor mejor de lo esperado mantuvo la presión sobre el oro, indicaron analistas.

Powell reafirmó el cambio de política de la Fed el mes pasado y dijo en la audiencia que “señales conflictivas y a contracorriente” debilitaron la opción de nuevas subidas de tasas e hicieron más incierto un panorama positivo.

En otros metales preciosos, la plata cayó 0.1%, a 15.88 dólares por onza, mientras que el platino cerró con un avance de 0.6%, a 854 dólares, luego de tocar su nivel más alto desde comienzos de noviembre a 858 dólares.

Cobre cierra sin cambios

El metal rojo cerró casi estable, apuntalado por la debilidad del dólar y una reducción de las existencias, en una jornada en que los inversionistas fueron alentados por señales de progreso en las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subió 0.2%, a 6,494 dólares por tonelada, luego de tocar en la víspera 6,540 dólares por tonelada, su cota más elevada desde el 4 de julio.

Los inventarios de cobre disponible en la LME cayeron hasta 29,775 toneladas, según mostraron los últimos datos, que reflejaron los niveles más bajos desde julio del 2005.

Los inversionistas tienen menos miedo a que la pugna comercial entre Washington y Pekín vaya a afectar al crecimiento después de que el presidente de EU, Donald Trump, aplazó el fin de semana sus planes de subir impuestos a los productos chinos.