Los precios del oro avanzaron el miércoles en una sesión volátil y cerraron nuevamente en máximos históricos, después de que la Reserva Federal de Estados Unidos prometió mantener las tasas de interés cerca de cero, mientras el aumento de casos de coronavirus deteriora las esperanzas de una recuperación económica.

El oro al contado subió 0.5% a 1,969.16 dólares la onza. Los futuros del oro en Estados Unidos subieron también 0.5% a 1,953.40 dólares la onza.

Durante la conferencia de prensa del presidente de la Fed, Jerome Powell, el oro llegó a subir 1.1% a 1,980,31. Sin embargo, recortó parte del avance.

“Los movimientos de precios del oro en torno a la conferencia de prensa de Powell -subidas, bajadas bruscas, recuperaciones- cuando estaba siendo cuidadoso y neutral sugiere que se están desarrollando una gama de puntos de vistas en los actuales niveles del mercado”, dijo Tai Wong, jefe de Derivados de Metales de BMO.

“Eso, después de una alza extendida, indica una mayor probabilidad de corrección en el corto plazo”, añadió.

El banco central dijo que “la actividad económica y el empleo han repuntado algo en los últimos meses, pero siguen muy por debajo de sus niveles al comienzo del año”.

Se mantuvo abierto a usar toda la gama de herramientas para contribuir a la recuperación.

Los enormes paquetes de estímulos para ayudar a las economías de todo el mundo a recuperarse de los problemas causados por una pandemia y un entorno de bajas tasas de interés han ayudado a elevar los precios del oro en casi un 30% en lo que va del año.