Los precios de la plata cayeron cerca de 2% este lunes por una toma de ganancias, tras una escalada que la dejó cerca de su mayor nivel desde 1980.

El fuerte revés de la plata también coincidió con la debilidad del oro y de los precios del petróleo.

El volumen negociado de los futuros de la plata en Estados Unidos era extremadamente alto, a pesar de un feriado en Gran Bretaña, Canadá y Australia, y se encaminaba a alcanzar un nivel récord.

La plata al contado bajaba 0.8%, a 46.29 dólares la onza, muy por debajo de un máximo de jornada de 49.31 dólares.

Los futuros de la plata en Estados Unidos llegaron a subir más de 8%, a un máximo intradiario de 49.82 dólares la onza, lo que los dejó a sólo unos 50 centavos de su techo histórico de 50.35 dólares del 18 de enero de 1980, posteriormente subía 1.76%, a 46.85 dólares la onza.

El oro al contado marcó un récord de 1,518.10 dólares la onza, antes de recortar sus ganancias a 0.1%, a 1,504.90 dólares.

El cobre en Shanghái cerró a la baja este lunes, siguiendo las pérdidas de los futuros de Estados Unidos que retrocedían antes de la publicación de datos económicos posiblemente débil del país norteamericano y Gran Bretaña esta semana.