La plata se encaminaba a su mayor pérdida diaria en seis semanas este martes tras tocar máximos de 31 años en la víspera, mientras que el oro era presionado por la incertidumbre de inversionistas sobre la dirección de la política monetaria en Estados Unidos.

La plata al contado bajó más temprano hasta 4.9% a un mínimo de jornada de 44.63 dólares la onza, después de alcanzar los 49.31 dólares la onza el lunes, lo que la dejó muy cerca del récord de 49.48 dólares registrado en enero de 1980.

La fuerte volatilidad y la expiración de las opciones de la plata estadounidense contribuyeron al retroceso del metal, lo que también impacto al oro que cayó desde el récord de 1,518.10 dólares la onza del lunes, previo a la reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

La Fed anunciaría que no tiene apuro para retirar los extraordinarios programas de apoyo a la economía implementados durante la última crisis financiera.

La plata operaba en 45.77 dólares la onza, respecto a 46.90 dólares el lunes en Nueva York, camino a su mayor retroceso diario desde el 15 de marzo.

El oro también se dirigía a su segunda pérdida en un día, pese a la debilidad del dólar.

Los precios al contado bajaban 1%, a 1,494 dólares la onza, mientras que los futuros de oro estadounidense para junio cedían 0.9%, a 1,494.50 dólares.

"El repunte ha sido fuerte, no es sorprendente ver tomas de ganancias antes del encuentro del FOMC", dijo Peter Fertig, consultor de Quantitative Commodity Research. El FOMC, conocido así por sus siglas en inglés, es el comité de política monetaria del banco central de Estados Unidos.

"Los mercados prevén que la Fed estadounidense presentará un comunicado moderado, pero hay preocupaciones de que (los funcionarios) pongan fin (a la política expansiva) antes de lo que se piensa", agregó.

Una política económica estadounidense más estricta implicaría una menor cantidad de dinero girando en el sistema financiero y menores preocupaciones por la inflación, de la cual los inversionistas se protegen a través de compras de oro.

El platino bajaba 1.2%, a 1,797.24 dólares la onza, respecto a 1,819.30 dólares.

El paladio perdía 1.5%, a 747.50 dólares la onza.