La plata alcanzó un máximo histórico este jueves, mientras que el oro también tocó récord, debido al retroceso del dólar y a los temores inflacionarios ante las señales de que la Reserva Federal de Estados Unidos mantendría su política monetaria flexible.

La plata subió a casi 50 dólares la onza, pero posteriormente retrocedió por ventas técnicas.

"Vimos esta mañana los débiles datos del PBI de Estados Unidos y una mayor inflación principalmente en los precios de la gasolina y los alimentos. Esto debilitó al dólar, por lo que los inversores recurrieron a la plata y al oro como refugio contra la inflación", dijo Herb Kurlan, presidente de VTrader Pro.

La plata al contado, que se ha disparado casi 60% en lo que va del año, subió 1.6%, a 48.53 dólares la onza, tras haber tocado más temprano un récord de 49.51 dólares la onza, superando un máximo de 49.48 dólares el 18 de enero de 1980.

El oro al contado alcanzó un máximo histórico de 1,538.35 dólares la onza. Después, el metal dorado subió 0.6%, a 1,535.60 dólares la onza.

Los futuros de oro en Estados Unidos cerraron con alza de 0.9%, a 1,531.20 dólares.

Los metales preciosos avanzaron tras conocerse que el crecimiento económico de Estados Unidos se frenó en el primer trimestre, debido a que los altos precios de la gasolina y los alimentos limitaron el gasto del consumidor, lo que disparó la inflación a su mayor ritmo en 2 años y medio.

La plata ha escalado 11% sólo en los últimos dos días y en lo que va del año, el metal ha ganado casi 60%, con lo cual actualmente es la materia prima de mejor desempeño.

La escalada del oro y la plata fue impulsada por las continuas compras tras el anuncio del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, de que el banco no tiene apuro en reducir su amplio respaldo a la economía de Estados Unidos.

El platino ganó 0.8%, a 1,834.40 dólares la onza.

El paladio aumentó 1.3%, a 773 dólares la onza.