La plata alcanzó este martes su mayor caída diaria en seis semanas tras tocar máximos de 31 años en la víspera, mientras que el oro fue presionado por la incertidumbre de inversionistas sobre la dirección de la política monetaria en Estados Unidos.

La plata al contado bajó más temprano hasta 4.9%, a un mínimo de jornada de 44.62 dólares la onza, después de alcanzar los 49.31 dólares la onza el lunes, lo que la dejó muy cerca del récord de 49.48 dólares registrado en enero de 1980.

La fuerte volatilidad y la expiración de las opciones de la plata estadounidense contribuyeron al retroceso del metal, lo que también impacto al oro que cayó desde el récord de 1,518.10 dólares la onza del lunes, antes de que concluya la reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos el miércoles.

La plata cerró en baja a 44.98 dólares la onza frente a los 46.90 dólares del lunes en Nueva York.

Los futuros de la plata para mayo terminaron en baja a 45.05 dólares tras el cierre de 47.149 dólares de la jornada anterior.

El oro al contado cayó por segundo día seguido, pese a la debilidad del dólar, que usualmente actúa como un incentivo para que los inversionistas fuera de Estados Unidos compren el metal.

El contrato bajó 0.4%, a 1,502.40 dólares la onza, mientras que los futuros de oro estadounidenses para junio cerraron con un retroceso de 0.4%, a 1,503.50 dólares, con operaciones entre 1,492 y 1,508.50 dólares durante la jornada.

La Fed anunciaría que no tiene apuro para retirar los extraordinarios programas de apoyo a la economía implementados durante la última crisis financiera y su presidente, Ben Bernanke, ofrecerá la primera conferencia de la historia de un titular del organismo.

"Estamos viendo que los inversionistas están tomando ganancias en el metal después de esta increíble escalada que fue impulsada ampliamente por los especuladores", dijo el estratega Joe Kinahan de TD Ameritrade.

El euro subió este martes hasta tocar un máximo en 16 meses contra el dólar y su avance no se detendría mientras la Reserva Federal de Estados Unidos siga rezagada frente a otros grandes bancos centrales en subir las tasas de interés.

Una política económica estadounidense más estricta implicaría una menor cantidad de dinero girando en el sistema financiero y menores preocupaciones por la inflación, de la cual los inversores se protegen a través de compras de oro.

El comité de política monetaria del banco central de Estados Unidos confirmaría además que la Fed se ajustará a su plan de compra de bonos por 600,000 millones de dólares.

Entre otros metales, el platino terminó en 1,803.48 dólares la onza, una baja desde los 1,819.30 dólares.

El paladio cotizó en 755 dólares la onza frente a los 757.80 dólares del lunes