El oro y la plata cayeron este jueves por débiles datos de los sectores inmobiliario y fabril en Estados Unidos y por la incertidumbre por el fin del programa de compra de deuda de la Reserva Federal.

Ambos metales preciosos se encaminaban a terminar estables esta semana, mientras el dólar se alistaba para su primera caída en las últimas tres semanas.

El oro al contado bajó 0.2%, a 1,493.16 dólares la onza.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en junio cerraron con una baja de 3.40 dólares, 1,492.40 dólares, tras operar en un rango entre 1,485.80 dólares y 1,499.60 dólares.

Los precios del oro han retrocedido más de 5% desde el récord de 1,575.79 dólares del 2 de mayo.

La plata al contado cayó 0.1%, a 34.97 dólares la onza, en una jornada volátil.

El oro, las acciones, los bonos y el euro caerían tres meses después de que termine el programa de compra de deuda de la Fed, mostró un sondeo de Reuters entre 64 analistas y administradores de fondos. El programa expirará en junio.

El dólar cayó este jueves frente al euro debido a las débiles cifras de la economía de Estados Unidos.

Los estadounidenses que pidieron subsidios por desempleo en Estados Unidos fueron menos de lo previsto la semana pasada, pero otros datos de ventas de casas y de actividad fabril regional sugirieron que la economía sigue a un ritmo de crecimiento moderado.

El platino cayó 66 centavos, a 1,762.74 dólares la onza.

El paladio bajó 0.3%, a 726.50 dólares.