El oro ganaba 1% y la plata subía 5% este lunes, en medio de compras de oportunidad tras, impulsados por una rebaja de la calificación crediticia de Grecia y una escalada generalizada de las materias primas.

El oro y la plata subían fuertemente por segunda jornada, pero algunos dijeron que las ganancias no durarían. La plata registró su mayor corrección a la baja la semana pasada desde 1980.

"La liquidación de la semana pasada fue un indicio de que hay algo más importante en juego, los mercados de materias primas están comenzando a tomar en cuenta la desaceleración industrial a nivel global", dijo James Dailey, gerente de TEAM Asset Strategy Fund.

El oro al contado avanzaba 0.9%, a 1,508.09 dólares la onza, tras haber llegado hasta 1,511.10 dólares.

La plata al contado ganaba 5.1%, a 37.42 dólares la onza.

La semana pasada, las materias primas cayeron tras reportes económicos que señalaron una desaceleración del mercado laboral estadounidense.

Pero los metales preciosos se recuperaron el viernes luego de que un sólido reporte laboral en Estados Unidos sugirió que la recuperación económica cobraría fuerza tras tropezar en el primer trimestre.

La plata perdió 25% la semana pasada luego de una ola vendedora. El rebote del metal precioso este lunes fue impulsado por las amplias ganancias en los mercados de materias primas.

El oro y la plata fueron apuntalados cuando Standard & Poor's rebajó la calificación de la deuda soberana de Grecia, hundiéndola aún más en la categoría basura.

El dólar subía contra el euro por cuarta jornada consecutiva después de que la baja de la calificación de la deuda griega mantuvo la atención en la situación financiera de los países de la periferia de la zona euro y alentó la aversión al riesgo.