Los precios del oro subieron el lunes a máximos de casi tres semanas, debido a que la creciente preocupación por las repercusiones económicas del brote de un virus en China llevó a los inversionistas a optar por activos más seguros.

El oro al contado avanzó 0.4%, a 1,577.31 dólares la onza, tras haber subido hasta un máximo no visto desde el 8 de enero de 1,586.43 dólares.

Los futuros del oro en Estados Unidos ganaron 0.3%, a 1,577.4 dólares.

“Las compras de refugio fueron provocadas por este virus en China y estamos viendo una gran liquidación en los mercados bursátiles (...) Es pánico, principalmente, los mercados están viendo la posibilidad de una desaceleración de la economía de China”, dijo Edward Meir, analista en ED&F Man Capital Markets.

La cifra de muertes causadas por el brote del coronavirus ha aumentado a 81 en China con 2,800 casos confirmados, y el virus se ha propagado a más de 10 países, incluidos Estados Unidos y Francia.

“La principal tendencia (del oro) sigue siendo alcista y parece que la corrección de corto plazo vista en las últimas semanas ya terminó, lo que aumenta la posibilidad de que el precio alcance un nuevo máximo de siete años en las próximas semanas”, dijo el analista jefe de ActivTrades, Carlo Alberto De Casa, en una nota.

El oro tocó un máximo de siete años, a 1,610.90 dólares la onza previamente este mes, luego de que un general iraní fue asesinado en un ataque aéreo de Estados Unidos, pero el alza duró poco tiempo.

El cobre cayó por novena sesión consecutiva, la racha perdedora más larga en seis años, ya que los inversores temen que un brote de coronavirus en China reduzca la demanda del mayor consumidor de metales del mundo.

El cobre referencial a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) bajó 3.1% a 5,743 dólares por tonelada, se trata del nivel más bajo desde el 18 de octubre.