LONDRES.- El oro marcó el viernes un récord por encima de los 1,260 dólares la onza, ante fuertes compras en busca de refugio impulsadas por un mayor riesgo soberano y financiero.

El oro al contado tocó un máximo de 1,260.20 dólares la onza y se negociaba a 1,258.55 dólares a las 1532 GMT, contra 1.243,40 al cierre del jueves.

Los futuros del oro estadounidense para entrega en agosto también llegaron a un máximo de 1,262 dólares, aunque luego mostraban un avance de 11.70 dólares a 1,260.40.

El metal precioso ha subido casi 15% desde fines de 2009, alimentado por el riesgo soberano de la zona euro, unas tasas de interés a niveles bajos históricos y preocupaciones acerca de la estabilidad de las monedas fiduciarias.

"Las preocupaciones sobre la deuda soberana, el aumento de las tenencias de los bancos centrales y las tasas de interés a niveles bajos récord siguen atrayendo nuevos compradores al oro", dijo en Saxo Bank el gerente Ole Hansen.

"Continúa el escenario positivo (para el oro). Las ventas por el aumento del riesgo ayudan al oro a través de compras de refugio seguro, el aumento del apetito por el riesgo lo ayuda también, por el debilitamiento del dólar", agregó.

El dólar caía el viernes al mínimo en tres semanas contra el euro, presionado por datos estadounidenses decepcionantes que ayudaron a bajar los rendimientos de los títulos del Tesoro de Estados Unidos a mínimos en una semana.

Los temores por el crecimiento también presionaban a las materias primas industriales, con los precios del crudo bajando el viernes ante señales de que la expansión económica de los principales compradores de petróleo podría no ser tan veloz como se preveía, al tiempo que los metales básicos disminuían.

Sin embargo, el interés en el oro mejoraba ya que los datos de Estados Unidos generaron preocupaciones acerca del ritmo de la reactivación económica.

Los constantes temores sobre los niveles de la deuda europea también pulen el atractivo del metal como refugio seguro.

"Esperamos que el oro continúe desempeñándose bien dados los continuos desafíos fiscales y de la deuda en Europa y el potencial de que esto se propague a otras regiones", dijo Deutsche Bank en un informe.

La plata subía a 19.22 dólares desde 18.67 dólares, el platino se cotizaba a 1,580.5 dólares desde 1,574 y el paladio a 486.98 dólares desde 479.50.