El oro subió el martes a su nivel más alto en una semana, ya que los inversionistas buscaron refugio luego de que el dólar se hundió por comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la devaluación de las monedas de otros países.

Trump asumió el cargo de presidente el 20 de enero.

En las últimas operaciones, el metal dorado al contado ganó 1.4%, a 1,211.15 dólares la onza, después de tocar previamente 1,215.37 dólares la onza, un pico desde el 24 de enero.

El contrato terminó enero con un alza de 5.2%, su mejor desempeño mensual desde junio.

Los futuros del oro en Estados Unidos subieron 1.3%, a 1,208.60 dólares la onza.

En una reunión con representantes del sector farmacéutico, Trump dijo que la devaluación de las monedas ha provocado la tercerización de la producción.

Los comentarios avivaron especulaciones de que el Gobierno tomará medidas para debilitar al dólar, sólo horas después de que el principal asesor comercial de Trump, Peter Navarro, dijo al Financial Times que Alemania está usando un euro sumamente subvalorado .

Amigo del oro

Claramente Trump sigue siendo el principal factor para el oro. Verdaderamente ha pasado de ser un enemigo del oro a un amigo por la incertidumbre de sus políticas , dijo Ole Hansen, jefe de estrategia de materias primas de Saxo Bank.

No estamos recibiendo noticias sobre gasto fiscal o recortes impositivos. En cambio, estamos escuchando sobre proteccionismo y una postura dura sobre inmigración. Eso está poniendo nervioso al mercado , agregó Hansen.

La debilidad del dólar respaldó al oro, mientras que los operadores volcaban su atención a la reunión de política monetaria de dos días de la Reserva Federal, que comenzó el martes.

Lo anterior, en busca de pistas sobre el panorama para las tasas de interés estadounidenses.

Tasas más altas significarían un dólar más fuerte, encareciendo al oro para tenedores de otras monedas.

En cuanto a otros metales preciosos, la plata al contado sumó 2.6%, a 17.55 dólares la onza, tras tocar un máximo desde noviembre, mientras que el platino subió 0.8%, a 993.40 dólares la onza.

El paladio ganó 1.9%, a 754.20 dólares la onza.