El oro subía este miércoles a su mayor nivel en tres semanas por las preocupaciones sobre los problemas de deuda en países de la zona euro como Grecia y la debilidad del dólar tras unos flojos datos económicos en Estados Unidos, que también ayudaron a impulsar los precios.

El oro al contado subió hasta los 1,528.90 dólares por onza, su mayor nivel desde el 4 de mayo. El metal subía a 1,528.40 dólares la onza, desde 1,525.75 dólares el martes en Nueva York.

El oro en euros avanzó a un récord de 1,087.84 euros por onza, según datos de Reuters.

El oro en libras esterlinas estaba a 942.60 libras por onza, cerca de un máximo de 944.87 dólares observado el martes.

Los crecientes temores por la situación financiera de Grecia y los potenciales efectos de su contagio a otros países, incluyendo Portugal e Irlanda, alentaron una ola de compras de inversionistas.

La crisis de deuda de la zona euro también afectaba al euro frente al dólar.

"Se están balanceando los problemas de deuda frente al impacto de ellos en el euro frente al dólar", dijo Daniel Major, analista de RBS. "La demanda física subyacente en Asia sigue siendo sólida", agregó.

El dólar retrocedió después de que los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos sufrieron en abril su peor declive en seis meses, debido a un desplome en las órdenes de aviones y vehículos, apuntando a un enfriamiento en la actividad fabril.

La plata al contado subió a 37.48 dólares la onza, su mayor nivel desde el 11 de mayo y se negociaba en 37.45 dólares la onza, respecto a 36.53 dólares el martes.

El platino estaba a 1,775.24 dólares la onza, desde 1,761.55 dólares en la víspera.

El paladio cotizaba en 742.47 dólares, contra 732.53 dólares.