El oro redujo su avance el viernes tras datos que mostraron un repunte en el mercado laboral de Estados Unidos y registró su mayor pérdida semanal en seis meses, ante un menor riesgo político en la zona euro y mayores expectativas de que las tasas de interés de Estados Unidos suban en junio.

El dólar alcanzó su menor nivel en seis meses contra el euro, pese al fuerte repunte en las nóminas no agrícolas en Estados Unidos.

El oro al contado subió 0.1%, a 1,228.42 dólares la onza, pero culminó la semana con un descenso de 3.2%, la mayor baja desde noviembre.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en junio perdieron 0.14% a 1,226.90 dólares la onza.

El jueves, el lingote cayó a un mínimo de seis semanas de 1,225.25 dólares la onza luego de que la Reserva Federal desestimó cualquier amenaza a sus alzas de tasas de interés planificadas para este año, respaldando los pronósticos de otro incremento en junio.

El oro es muy sensible a las alzas de las tasas en Estados Unidos, que elevan el costo de oportunidad de tener al lingote, que no rinde intereses, al tiempo que impulsan al dólar.

Las preocupaciones sobre una posible victoria de la candidata de extrema derecha Marine Le Pen en la elección presidencial francesa este fin de semana, que impulsaron al oro con fuerza el mes pasado, se han disipado considerablemente.

Hoy se dio a conocer que Emmanuel Macron será el próximo presidente de Francia, después de que Le Pen aceptara su derrota en las urnas.

La plata ganó 0.2% a 16,31 dólares la onza. El platino escaló 1.1% a 909.10 dólares la onza, mientras que el paladio subió 1.2% a 814 dólares la onza.