Nueva York/Londres- El oro cerró casi estable este viernes, en una sesión con pocos negocios, en medio de la cautela de los inversionistas antes de una reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos la próxima semana.

El oro al contado cayó 22 centavos, a 1,642.26 dólares la onza.

Los futuros de oro estadounidenses para junio subieron 1.40 dólares, a 1,642.80 dólares.

El metal, que ha seguido el desempeño de los activos de riesgo, retrocedió pese a factores a menudo alcistas como un debilitamiento del dólar, un avance del petróleo y las ganancias de las acciones estadounidenses en medio de resultados corporativos mejores a lo esperado.

Los operadores dijeron que los precios del oro podrían fluctuar en torno a los 1,650 dólares antes del vencimiento del contrato referencial en Estados Unidos la próxima semana.

El oro ha perdido cerca de 150 dólares la onza desde fines de febrero después de que una serie de sólidos datos económicos en Estados Unidos desvanecieron las esperanzas de una nueva ronda de estímulo monetario por parte de la Reserva Federal.

Mientras que el oro acumula ganancias de 5% en lo que va del año, las acciones estadounidenses medidas por el índice S&P 500 han ganado 10 por ciento.

Pero el oro tiene problemas para hallar una dirección mientras los compradores esperan el resultado de los encuentros de este fin de semana del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, en los que se abordarán los planes para resolver la crisis de la deuda de la zona euro.

También hay expectativa antes del encuentro de la Reserva Federal la próxima semana.

La plata cedió 0.2% a 31.65 dólares la onza.

El platino subió 0.1% a 1,576.24 dólares la onza.

El paladio avanzó 1.9% a 672.22 dólares la onza.

ros