NUEVA YORK.- El oro terminó estable el viernes tras enfriarse una escalada que lo llevó a niveles récord, aunque el metal registró su cuarto avance semanal seguido, mientras inversionistas temen que un rescate europeo pueda ser demasiado tarde para contener el contagio de la deuda.

Los precios del lingote treparon más temprano, pero luego cedieron en una sesión volátil. La baja se profundizó debido a que inversionistas vendieron oro para cubrir pérdidas ante el retroceso de las acciones, las materias primas y los mercados de petróleo, dijeron operadores.

"Hay algunas ventas relacionadas con el margen de ganancia en oro provocado por las pérdidas en otros activos. Y los indicadores técnicos son muy altos, no es de extrañar que tengamos una consolidación hoy", dijo Bill O'Neill, socio de la firma de materias primas LOGIC Advisors con sede en Nueva Jersey.

El oro al contado cayó hasta 2.4% desde su nivel récord que alcanzó más temprano de 1,248.95 dólares la onza y cotizaba en 1,230.95 dólares la onza en las últimas operaciones, frente a los 1,231.83 dólares de la tarde del jueves en Nueva York.

Los futuros del oro para entrega en junio en la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York terminaron con una baja de 1.40 dólares a 1,227.80 dólares.

Los inversores de oro tomaron ganancias ante las pérdidas de los mercados accionarios estadounidenses de más de 2%, el desplome del petróleo en 4% y de la fuerte caída de los metales básicos.

"Hay pérdidas en diversos lugares, y puede ser que haya necesidad de asegurar beneficios para compensar algunas de las pérdidas en las materias primas y otros sectores", dijo el administrador principal de Saxo Bank, Ole Hansen.

"Cuando empiezas a ver que otros sectores están comenzando a ceder, como hemos visto aquí, tendrás un efecto natural", agregó.

Las ventas de Europa y Estados Unidos de monedas, barras y fondos de oro negociados en la bolsa subieron esta semana y el interés abierto en la COMEX escaló a un máximo histórico el jueves.

Los precios subieron a inicios de la semana en medio de temores de que un plan de 1 millón de dólares para ayudar a la zona euro falle en estabilizar los mercados financieros.

La plata siguió al oro y bajó a 19.21 dólares la onza frente a los 19.41 dólares. El platino estaba en 1,713 dólares la onza ante los 1,731.50 previos y el paladio cotizaba en 523.50 dólares, con respecto a los 537 dólares anteriores.

Crecientes inversiones podrían llevar al platino a los 2,000 dólares la onza en los próximos seis meses, su mayor nivel desde mediados del 2008, dijo Johnson Matthey en un comunicado.

El paladio podría crecer a 700 dólares la onza, añadió, su mayor nivel desde el 2001.