Los precios del oro subieron 2% el viernes luego de que los inversionistas interpretaron que un discurso del jefe de la Reserva Federal tuvo un sesgo moderado sobre la política monetaria, y después de declaraciones del presidente Donald Trump, que escalaron el conflicto comercial con China.

El oro al contado sumó 1.9%, a 1,527.20 dólares la onza, tras llegar a 1,528.50 dólares, máximo desde el 13 de agosto. Los futuros del oro en Estados Unidos sumaron 1.9%, a 1,536.90 dólares la onza. El lingote inició la sesión con pérdidas antes del discurso del presidente de la Fed, Jerome Powell. El metal ha ganado casi 8% en lo que va del mes y 19% en el año.

“Que Powell dijera que la Fed actuará de manera apropiada para mantener la expansión es muy positivo para el oro. Las dos herramientas principales que tienen son el alivio cuantitativo (QE) o tasas más bajas; ambas harán que el oro suba”, dijo Bob Haberkorn, estratega de RJO Futures.

La economía de Estados Unidos está en un “punto favorable”, declaró Powell en comentarios que ofrecieron pocas luces sobre si el organismo recortará o no sus tasas de interés. Trump reaccionó furiosamente al discurso de Powell, preguntándose en Twitter si el jefe del banco central era un enemigo mayor que el presidente chino, Xi Jinping.

El mandatario, además, ordenó a  las firmas del país que busquen formas de cerrar sus operaciones en China y regresa a EU.

Eso ocurrió después de que China reveló aranceles a bienes estadounidenses valorados en 75,000 millones de dólares. Entre otros metales, la plata ganó 2.4%, a 17.41 dólares por onza, el platino operó estable, en 857.28 dólares la onza. El paladio cedió 1.8%, a 1,460.83 dólares por onza, y seguía encaminado a su tercera pérdida semanal.