LONDRES.- El oro borraba las pérdidas iniciales el lunes y repuntaba incluso al máximo en tres semanas de 1,233.75 dólares la onza ya que los inversionistas se volcaban al metal como refugio del riesgo en otros mercados.

El oro al contado se negociaba a 1,230.95 dólares la onza a las 1512 GMT, contra 1,218.0 al cierre del viernes en Nueva York. Los futuros del oro estadounidense para agosto se afirmaban 16 dólares a 1,233.70 dólares.

Peter Hillyard, jefe de ventas de metales de ANZ Bank, dijo: "el mercado (del oro) está en una tendencia al alza de largo plazo y sustentable. Si uno toma distancia del minuto a minuto, (verá que) este mercado se dirige hacia arriba".

El oro ha sido impulsado por la volatilidad general de todos los mercados financieros este año, beneficiándose especialmente de los temores por los niveles de la deuda soberana de la zona euro, que han perjudicado a la divisa única.

El euro se derrumbó al mínimo en cuatro años contra el dólar el lunes, incluso debajo de 1.19 dólares. Las acciones europeas descendían 1% a media tarde en Europa.

Las acciones estadounidenses también borraban las ganancias iniciales, para pasar a territorio negativo.

En tanto, el rendimiento del bono referencial alemán a 10 años se cotizaba en el mínimo récord el lunes ya que crecían las preocupaciones de que los problemas fiscales de Hungría puedan empeorar la crisis de la deuda europea.

El descenso del euro impulsaba al oro cotizado en euros, que alcanzó un máximo de 1,034.36 euros el lunes. El precio del oro en euros ha ganado 35% en lo que va del año.

La moneda única acumula un desplome de 16% este año contra el dólar por los temores sobre la deuda de los gobiernos. La fortaleza del dólar suele presionar al oro, pero esa relación se ha debilitado ya que ambos activos están siendo comprados como protección del riesgo.

La plata se negociaba a 17.64 dólares, desde 17.35 el viernes. El platino estaba a 1,504 dólares la onza contra 1.510 dólares y el paladio a 421.53 frente a 423.75.