Los precios del oro subían a máximos de jornada de más de 1,540 dólares la onza este jueves, debido a que el Banco Central Europeo (BCE) sugirió que habrá un alza en la tasa de interés el próximo mes, tras dejar sin cambios sus tasas por el momento.

El oro al contado tocó un máximo de 1,540.54 dólares la onza y operaba en 1,537.80 dólares, frente a 1,536.80 dólares en la víspera en Nueva York.

El oro en euros subía 0.6%, a 1,060.51 euros la onza.

Los futuros de oro estadounidense para agosto ganaban 30 centavos la onza, a 1,539.00 dólares la onza.

El BCE mantuvo su tasa estable en 1.25%, tal como esperaban los mercados.

En la conferencia de prensa posterior al encuentro mensual del BCE, su presidente, Jean-Claude Trichet, dijo que el banco mantiene una postura de "fuerte vigilancia" frente a la inflación y utilizó palabras que indican que un alza de tasas estaría a un mes de distancia.

"Se espera que el alza de tasas de interés fortalezca al euro contra el dólar, y un dólar débil impulsa al oro", dijo el analista David Wilson, de Societe Generale.

El euro retrocedía tras los comentarios del BCE.

En el mediano plazo, la creciente preocupación por la salud financiera de la zona euro estimularía el interés en el oro como refugio del riesgo.

La plata operaba en 37.18 dólares la onza, frente a 36.79 dólares.

El platino cotizaba en 1,830.50 dólares la onza, respecto a 1,819.50 dólares.

El paladio se transaba en 809.47 dólares la onza, contra 799.18 dólares.