Los precios del oro subieron el jueves 0.5%, su mayor ganancia diaria en dos semanas, impulsados por la escalada del crudo y de los granos y por las preocupaciones sobre la crisis de deuda europea.

El oro se benefició con la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener su tasa de interés sin cambios. El metal precioso ha subido casi 6% en las últimas cinco semanas por débiles datos en Estados Unidos.

El oro al contado subió 0.5%, a 1,544.51 dólares la onza.

Los futuros del oro para agosto cerraron con un alza de 4 dólares, a 1,542.70 dólares la onza, tras operar en un rango entre 1,534 y 1,550.80 dólares.

"El hecho de que el BCE no elevara sus tasas de interés de inmediato va a mantener al oro al alza", dijo Miguel Perez-Santalla, vicepresidente de ventas de Heraeus Precious Metals Management. "Hasta que haya una solución a la crisis europea, el oro va a ser impulsado", agregó.

La plata subió 2%, a 37.52 dólares la onza.

Los temores inflacionarios fueron alentados por la fuerte alza en los precios de los granos después de que el Gobierno de Estados Unidos redujo inesperadamente su estimado para el área de siembra de maíz, al tiempo que el petróleo trepó más de 1% luego de que la OPEP mantuvo sin cambios sus cuotas de bombeo.

Los frágiles datos económicos en Estados Unidos, incluyendo un débil reporte laboral, impulsaron expectativas de que las tasas de interés estadounidenses se mantendrán en niveles mínimos, lo que presionará al dólar.

El fin este mes de un programa de compra de bonos del Gobierno de Estados Unidos por 600,000 millones de dólares también alentó preocupaciones económicas.

El metal dorado también fue apuntalado después de que Wall Street logró romper el jueves un ciclo de seis jornadas consecutivas en baja y avanzó con fuerza, aunque muchos analistas creen que se trata de un rebote de corta vida.

En el mediano plazo, la creciente preocupación por la salud financiera de la zona euro estimularía el interés en el oro como refugio del riesgo.

El platino ganó 1%, a 1,838.49 dólares la onza.

El paladio subió 1.9%, a 814.55 dólares la onza.