Nueva York - El oro subió este miércoles, desafiando una caída del precio del petróleo y un dólar fortalecido, debido a que datos alentadores del empleo y del sector de servicios en Estados Unidos impulsó el atractivo de inversión en el metal como cobertura contra la inflación.

El metal precioso mantuvo las leves alzas pese a que los futuros del crudo Brent cayeron más de 3% debido a que decepcionantes reportes económicos de Europa y China incrementaron las preocupaciones sobre la demanda.

El oro mayormente siguió el comportamiento de Wall Street después de que el informe nacional de empleo de ADP mostró que las empresas estadounidenses añadieron más puestos de trabajo que lo esperado en septiembre, mientras que la actividad en el vasto sector de servicios repuntó, lo que sugiere que la economía de Estados Unidos se encamina a un modesto crecimiento.

El oro al contado cerró con un alza de 0.1%, a 1,776.18 dólares la onza. Los precios tocaron esta semana los 1,791.20 dólares, un máximo desde noviembre.

Los futuros del oro en Estados Unidos con entrega en diciembre subieron 4.20 dólares a 1,779.80 dólares la onza, con un volumen de transacciones 30% menor a su promedio de 250 días, según mostraron datos preliminares de Reuters.

Los inversionistas esperan ahora el informe del viernes sobre la creación de empleo en Estados Unidos, que mostraría la creación de 113,000 nuevos puestos.

En cuanto a los otros metales preciosos, la plata cayó 0.2% a 34.51 dólares la onza.

El platino al contado trepó 0.7% a 1,680.10 dólares la onza, impulsado por preocupaciones sobre huelgas sindicales mineras en Sudáfrica.

El paladio avanzó 0.4% a 649.60 dólares la onza.

Rob