El oro subió modestamente el lunes, poniendo fin a una racha perdedora de ocho días ante un retroceso del dólar, aunque el metal todavía opera cerca de mínimos de tres meses ya que el crecimiento del empleo en Estados Unidos alentó expectativas de un alza en las tasas de interés estadounidenses en diciembre.

El oro al contado ganó 0.2%, a 1,090.20 dólares la onza, mientras que el oro para diciembre en Estados Unidos cerró con un avance de 40 centavos, a 1,188.10 dólares la onza.

Hasta el alza de tasas de la Fed, va a haber una continua preocupación sobre cuál es el piso para el oro, si va a ser a los niveles actuales o significativamente más bajo , dijo Hamza Khan, estratega senior de ING Bank.

Datos en Estados Unidos mostraron el viernes que los empleadores abrieron 271,000 puestos de trabajo en octubre, por encima de lo estimado por economistas y la cifra más alta desde diciembre del 2014, mientras que la tasa de desempleo cayó a mínimos de siete años y medio de 5 por ciento.