El oro subió el jueves, debido a que un mayor temor por el brote del coronavirus en China y su impacto en la economía global hizo menguar el apetito por el riesgo y llevó a los inversores a apostar por activos de refugio como el lingote.

El precio del oro al contado subió 0.4%, a 1,564.13 dólares la onza. En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos ganaron 0.6%, a 1,565.40 dólares la onza.

China decretó cuarentena en dos ciudades con millones de habitantes que están en el epicentro de un nuevo brote de coronavirus que ha acabado con la vida de 18 personas, mientras autoridades sanitarias intentan impedir una pandemia mundial.

“El coronavirus ha llevado a los inversionistas al oro porque se anticipa la posibilidad de una gran confusión en las economías afectadas”, dijo Jeffrey Sica, fundador de Circle Squared Alternative Investments.

“Esto suma incertidumbre al mercado, lo que está obligando a la gente a considerar activos de refugio en caso de que esto se convierta en una epidemia mayor”, añadió.

Además, los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos tocaron el jueves mínimos en varias semanas. Menores retornos de la deuda reducen el costo del lingote, que no devenga intereses.

En tanto, el Banco Central Europeo lanzó una “revisión estratégica” de su política monetaria que probablemente implicará una redefinición por parte de la nueva presidenta, Christine Lagarde, del principal objetivo de la entidad y las herramientas para alcanzarlo.

Entre otros metales preciosos, el paladio cayó 0.6%, a 2,457,51 dólares la onza; mientras que la plata perdió 0.1%, a 17.80 dólares la onza, y el platino cedió 0.7%, a 1,004.83 dólares la onza.