El precio del oro subió 1% el lunes, ayudado por una caída de las bolsas mundiales, debido al temor por el futuro de Grecia en la zona euro y los bajos precios del crudo, mientras que las compras de China repuntaron antes del Año Nuevo Lunar.

El oro al contado llegó a tocar un máximo de sesión de 1,204.70 dólares la onza, antes de cerrar con un alza de 1.3%, a 1,204.30 dólares.

El oro para febrero en Estados Unidos subió 1.5%, para cerrar en 1,204 dólares la onza.

Los precios del oro fueron impulsados por la caída de las acciones europeas, dado que los temores sobre el futuro de Grecia en la zona euro presionaron a los mercados, mientras que Wall Street cayó más de 1%, debido a la baja de los precios del crudo a nuevos mínimos de 5 años y medio.

El precio del oro en euros alcanzó su nivel más alto desde septiembre del 2013, en 1,007.47 euros la onza.

La demanda china ha repuntado en las últimas semanas antes de los feriados por el Año Nuevo Lunar, cuando se hacen compras de oro para realizar regalos.

Es probable que la demanda se mantenga fuerte hasta los feriados en febrero.

En otros mercados, el dólar sumó 0.4% frente a una canasta de importantes monedas, tocando máximos de nueve años contra el euro, debido a las perspectivas de medidas adicionales de estímulo monetario por parte del Banco Central Europeo.

Por el contrario, la publicación de las minutas de la Reserva Federal de Estados Unidos, el miércoles, será seguida de cerca, en busca de señales sobre el momento de un alza en las tasas de interés.

Entre otros metales preciosos, la plata subió 2.8% para venderse a 16.18 dólares la onza; mientras que el platino ganó 0.9%, a 1,210.90 dólares la onza, y el paladio sumó 0.7%, a 792.50 dólares la onza.