NUEVA YORK.- El oro subió el viernes, luego de que Fitch rebajó la calificación de deuda de España, renovando el temor a que se propague la crisis de la zona euro, lo que presionó al euro y a las acciones y alentando a inversionistas a cubrir posiciones vendidas antes del fin de semana largo.

El oro al contado cerró firme a 1,213.85 dólares la onza la tarde del viernes, desde 1,211.10 dólares en Nueva York el jueves.

El referencial de oro para agosto en Estados Unidos, en la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York, ganó 60 centavos, a 1,215.0 dólares la onza.

La agencia Fitch Ratings rebajó la calificación de crédito de España en un escalón, diciendo que la recuperación económica del país sería "más débil" de lo proyectado por el Gobierno, debido a las severas medidas de austeridad aprobadas esta semana.

Con el próximo fin de semana largo en Estados Unidos y el cierre de actividades en los mercados en Londres el lunes, las operaciones fueron excepcionalmente ligeras. Los participantes del mercado que quedan en Nueva York aguardaban el cierre del oro cuando fue anunciada la noticia.

Como resultado, no hubo respuesta por parte de operadores.

"Creo que todos sabían que eso venía de cualquier modo. Todos sabemos que Portugal, España e Italia son los próximos eslabones débiles de Europa. Por lo que la reacción se basaba en los precios (del oro)", dijo David Lee, operador de metales preciosos de Heraeus Precious Metals Management, en Nueva York.

George Nickas, corredor de FC Stone, en Nueva York, destacó que el metal repuntó tras las noticias en España y dijo que pensaba que algunos inversores cubrieron sus posiciones vendidas como medida de precaución antes del fin de semana largo en Estados Unidos.

El euro y las acciones en Estados Unidos se desplomaron tras la rebaja de calificación de España y algunos inversores que retiraron dinero de otros activos optaron por el oro.

En otros metales, el platino al contado cayó a 1,544.50 dólares la onza tras alcanzar 1,569 dólares la onza, su nivel más alto desde el 20 de mayo. El jueves en Nueva York operó muy por encima a 1,561 dólares.

El paladio al contado retrocedió a 459.25 dólares la onza, por debajo del cierre en la sesión previa a 462 dólares la onza. Previamente, el metal se negoció en 467.03 dólares la onza, su nivel más alto desde el 19 de mayo.

La plata operó a la baja a 18.36 dólares la onza, frente a 18.45 dólares la onza en la sesión previa.