Los precios del oro subieron el lunes ante la perspectiva de un estímulo fiscal extendido en Estados Unidos y políticas monetarias expansivas, aunque el lingote se mantuvo cerca del mínimo de un mes y medio alcanzado previamente, mientras el dólar extendió sus ganancias.

El oro al contado subió 0.3% a 1,832.31 dólares la onza, tras caer a 1,809.90 dólares, su nivel más bajo desde el 2 de diciembre. Los futuros del oro estadounidense subieron 0.1% a 1,832.20 dólares.

"El nuevo gobierno proporcionará más estímulo económico y también es poco probable que la política de la Reserva Federal se vuelva más agresiva en el futuro", dijo el analista de Commerzbank, Eugen Weinberg. "Por lo tanto, es probable que veamos un apoyo continuo para los precios del oro".

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, reveló la semana pasada una propuesta de paquete de estímulo de 1.9 billones de dólares para reactivar la economía y acelerar la distribución de las vacunas contra el Covid-19.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, también dijo que no había razón para alterar la postura altamente expansiva del banco central con la economía de Estados Unidos aún lejos de sus objetivos de inflación y empleo.

El oro se considera una cobertura contra la inflación y la depreciación de la moneda, que probablemente surja de grandes medidas de estímulo.

El dólar alcanzó un pico de cuatro semanas frente a las monedas rivales.

Entre otros metales preciosos, la plata ganó 0.5% a 24.86 dólares la onza, el platino subió 0.4% a 1,078.10 dólares y el paladio avanzó 0.1% a 2,385 dólares.