El oro subió el miércoles, ya que el miedo a un virus de contagio acelerado apoyó la búsqueda por seguridad, mientras el mercado evaluaba las declaraciones de la Reserva Federal al término de una reunión sobre política monetaria.

El precio del oro al contado ganaba 0.3%, a 1,570.36 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos cerraron sin cambios en 1,570.40 dólares la onza.

Ayer la Fed dio a conocer que dejó estables sus tasas de interés. Costos más bajos por el crédito reducen el costo de oportunidad de tener lingotes, que no ofrecen intereses.

Los inversores esperaban para más tarde en la sesión las declaraciones del presidente del banco central, Jerome Powell, para ver si mantendrá su lenguaje cautelosamente optimista.

“Además del factor de la Fed, las razones para el interés de los inversores en el oro son el impacto del coronavirus y cómo afectará los datos de la economía china”, afirmó Bob Haberkorn, estratega de RJO Futures.

EU y Japón evacuaron a  ciudadanos

Estados Unidos y Japón evacuaron el miércoles a sus ciudadanos del epicentro del virus de China, cuando las muertes aumentaban a 133 y la Organización Mundial de la Salud expuso que habían señales “profundamente preocupantes” de transmisión de persona a persona en otros países.

Entre otros metales, el paladio cedió 0.1%, a 2,286.08 dólares la onza; el platino perdió 1.5%, a 971.04 dólares por onza, y la plata subió 0.2%, a 17.48 dólares la onza, tras tocar su mínimo desde el 23 de diciembre a 17.35 dólares.