NUEVA YORK.- El oro subía a 1,230 dólares la onza el martes debido a que los inversionistas compraban el metal como refugio de los problemas de la deuda de la zona euro, después de que el Banco Central Europeo (BCE) advirtió que los bancos del bloque podrían enfrentar una nueva ola de pérdidas.

El oro al contado se negoció a 1,224.55 dólares la onza, contra 1,214.20 dólares tarde el lunes en Estados Unidos.

Los futuros del oro estadounidense para entrega en junio en la división COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York cerraron con un avance de 11.90 dólares a 1,226.9 dólares la onza.

Previamente en la sesión, tanto el lingote al contado como los futuros en la COMEX alcanzaron sus niveles más altos desde el 18 de mayo a pesar de las ganancias del dólar frente al euro.

"Eso fue conseguido apoyado ciertamente en la declaración del Banco Central Europeo de que bancos de la zona euro tengan que solicitar otros 195,000 millones de euros en préstamos. Entonces lo que se está viendo una vez más es inversores enfocados en el oro como activo de refugio o de cobertura", dijo David Meger, director de comercio de metales en Vision Financial Markets.

El metal amarillo recibió respaldo por las preocupaciones de que los problemas de la deuda soberana de los países de la zona euro como Grecia, España y Portugal puedan dañar a la economía real.

"Los problemas macroeconómicos de la economía global principalmente tienen que ver con las enormes deudas de los Estados soberanos", dijo Angelos Damaskos, presidente ejecutivo de Sector Investment Managers Ltd.

"La única solución realista para financiar ese tipo de deuda, es imprimir mucho dinero. Eso sería inflacionario en el corto plazo", agregó.

Sostuvo que los inversionistas que sentían que las principales monedas mundiales estaban siendo socavadas por las preocupaciones sobre la deuda soberana estaban buscando activos alternativos. "Buscarán reservas tradicionales de valor, como el oro", dijo.

El lunes, el BCE advirtió que los bancos de la zona euro enfrentan una potencial "segunda ola" de pérdidas crediticias en los próximos 18 meses debido a la crisis financiera.

El euro se derrumbó a un nuevo mínimo de cuatro años frente al dólar, debido a que se extendían los temores sobre deuda soberana hacia el sector bancario.

El oro suele moverse en la dirección opuesta a la moneda estadounidense, pero ambos se han beneficiado de las compras de refugio seguro este año.

Los futuros de plata revertieron las pérdidas iniciales para cerrar en positivo. En el mercado al contado, el metal se vendía a 18.43 dólares la onza contra 18.49 dólares.

El platino estaba a 1,544.50 dólares la onza contra 1,558.50, mientras que el paladio estaba a 456.5 frente a 465.10.