El oro volvía a subir arriba de los 1,500 dólares la onza este martes en Europa, luego de tres días a la baja, ya que las esperanzas sobre la crisis de la deuda griega limitaban la aversión al riesgo, aparte de que el euro ganaba algo de terreno.

No obstante, los precios seguían operando dentro de rangos pues los operadores buscaban claridad respecto a la crisis de la deuda de la zona euro y la dirección de la moneda única.

El oro al contado subía 0.5% en la jornada, a 1,504.19 dólares la onza.

Los futuros del oro estadounidense para entrega en agosto ganaban 9.20 dólares la onza, a 1,505.60 dólares.

El euro ha sufrido en semanas recientes por los temores sobre la posibilidad de que la crisis de la deuda griega desestabilice a la zona euro. Si se calmaran esos temores, el euro podría recuperarse, beneficiando al oro a pesar del hecho de que perdería parte de su atractivo como refugio seguro.

El oro en euros alcanzó un récord de más de 1,088 euros la onza a fines de mayo, cuando la crisis de deuda griega se agudizó. Pero ahora el euro se ha estabilizado y la confianza ha vuelto al mercado acerca de la habilidad de Grecia de solucionar sus problemas financieros, por lo que el oro en euros ha descendido.

"Incluso con los acontecimientos de Europa, el tipo de cambio euro/dólar ha estado entre 1.40 y 1.42 dólares, un nivel del dólar bastante infravalorado aún", dijo Michael Lewis, analista de materias primas de Deutsche Bank.

"Si hay alguna mejora marginal leve en Europa y si el Banco Central Europeo (BCE) empieza a subir las tasas en septiembre (...) podría haber un tema cambiario bastante positivo para el oro", agregó.

El parlamento griego votaría el miércoles y jueves sobre un nuevo programa de austeridad que se requiere para que Atenas reciba más ayuda financiera de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacioanl (FMI).

La plata subía 1.2%, a 33.95 dólares la onza.

El platino avanzaba 1%, a 1,688.74 dólares.

El paladio ganaba 1%, a 732.47 dólares.