El oro subió este viernes a casi su mayor nivel en un mes, impulsado por un débil reporte laboral en Estados Unidos que mostró el frágil estado de la recuperación económica, lo que mantendría bajas a las tasas de interés y el dólar por un tiempo.

El oro al contado subió a un máximo de dos días de 1,546.39 dólares la onza troy, tras los datos en Estados Unidos, pero luego retrocedió a 1,541.10 dólares la tarde de este viernes, desde 1,532.55 dólares la onza el jueves en Nueva York.

El oro tocó un récord de 1,575.79 dólares el 2 de mayo y anotó además su mayor cierre semanal desde inicios de mayo.

Los futuros de oro para agosto en COMEX ganaron 9.7 dólares, a 1,542.40 dólares la onza.

El oro cotizado en libras esterlinas tocó un máximo histórico de 946.79 libras (1,548 dólares) la onza debido a que la debilidad del dólar disparó una avalancha de compras del metal.

El lingote subió, mientras que las acciones y el petróleo cayeron, luego de que el informe de las nóminas no agrícolas publicado el viernes por el Departamento de Trabajo mostró que en mayo se abrieron 54,000 empleos, por debajo de lo previsto, mientras que la tasa de desempleo subió a 9.1 por ciento.

El metal dorado también fue apuntalado por el descenso del índice del dólar a su menor nivel en un mes.

Operadores dijeron que hubo múltiples razones para el avance del oro ante la evidencia de un debilitamiento económico, como los temores a una deflación y las expectativas por la política monetaria de la Reserva Federal.

"Este es un dato amigable para el oro (...) En el peor de los casos, podríamos tener otra recesión en la economía estadounidense y posiblemente deflación, que también ayudaría al oro", dijo Robin Bhar, analista de Credit Agricole.

El interés de inversionistas por el oro fue impulsado además por la preocupación ante la crisis financiera de Grecia y los efectos de contagio sobre otros países de la zona euro como Irlanda y Portugal.

Inversionistas usan al oro como una cobertura contra la incertidumbre económica y política y las presiones inflacionarias. Usualmente se mueve en dirección opuesta al dólar.

La plata al contado siguió la tendencia de los últimos tres días, cayendo a 35.18 dólares la onza, su menor nivel desde el 24 de mayo. Más tarde operó en 36.17 dólares.

El platino subió a 1,813 dólares, desde 1,809.60 dólares.

El paladio operó al alza en 780.50 dólares contra 767.05 dólares la onza el jueves.