Londres - El oro se disparaba este viernes a un nuevo máximo en seis meses y se dirigía hacia los 1,730 dólares por onza impulsado por la expectativa de un nuevo estímulo monetario tras un informe sobre la creación de empleo en Estados Unidos mucho más débil del esperado.

Los inversionistas que apuestan a un alza del oro pasaron a la ofensiva cuando se conoció que Estados Unidos creó apenas 96,000 empleos en agosto.

El oro al contado subió a 1,727.65 dólares la onza, su mejor nivel desde fines de febrero, a medida que el dólar se debilitaba frente al euro.

Los futuros de oro estadounidense también subían y alcanzaban los 1,726.40 dólares por onza.

La impresión de dinero por parte de un banco central, como sería el caso de la Fed, eleva el temor a una mayor inflación y aumenta el atractivo del oro como una cobertura frente a potenciales alzas de precios.

La plata subía a 33.36 dólares la onza, su mejor nivel desde mediados de marzo.

El platino también se sumaba a la tendencia y avanzaba a 1,590.745 dólares por onza, con el foco todavía puesto en una serie de huelgas en Sudáfrica, un gran productor del metal.

Rob