El oro subió 2% el martes, ya que el dólar se debilitó y las acciones cayeron.

Las preocupaciones sobre la tensión entre Rusia y Occidente también ayudaron a llevar al metal precioso a niveles técnicos clave.

El oro al contado subió a un máximo de sesión de 1,209.90 dólares la onza, un alza de 2.3 por ciento.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero avanzaron 18.50 dólares, o 1.6%, a 1,200.40 dólares la onza.

Una ola de aversión al riesgo se apoderó de los mercados el martes, con la cautela de fin de año y temores sobre el futuro de Grecia en la zona euro.

Una caída en los precios del petróleo también dañó la confianza.

Entre las monedas, el índice dólar bajó 0.3%, presionado por la fortaleza del yen, ya que los inversores buscaron la seguridad de la moneda japonesa.

Los operadores dijeron que el oro también fue impulsado por los temores ante la tensión entre Rusia y Occidente.

El canciller ruso dijo el martes que una ampliación de las sanciones de Estados Unidos contra Moscú esta semana podrían dañar la cooperación bilateral en algunos temas.

Pese al avance en la sesión, el mercado parecía estar técnicamente bajista, ya que se mantenía por debajo del nivel de resistencia de largo plazo de 1,235 dólares.

En el año, el oro acumula una pérdida de menos de 1%, debido a la fortaleza del dólar y expectativas de un alza de tasas de interés de parte de la Reserva Federal de Estados Unidos.

El platino al contado subió 1.9% a 1,215.24 dólares la onza, mientras que el paladio retrocedió 0.7% a 800.30 dólares la onza.