Los precios del oro ganaron el lunes 1% luego de los ataques a instalaciones petroleras de Arabia Saudita que redujeron el apetito por el riesgo e impulsaron la demanda por el lingote, un activo de refugio.

El oro al contado sumó 1%, a 1,503.31 dólares la onza. Los precios habían caído más de 1.2% en la semana anterior por las expectativas de una distensión en la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Los futuros del oro en Estados Unidos ganaron 0.8%, a 1,511.50 dólares la onza.

Los ataques a los complejos petroleros de Arabia Saudita generaron un vuelco a los activos de refugio y una huida de las acciones, de acuerdo con Jeffrey Halley, analista de OANDA.

La aversión al riesgo del mercado apuntaló al lingote, a menudo visto como una alternativa de inversión durante los tiempos de turbulencias políticas e incertidumbre financiera.

En vista de la escalada en las tensiones en Oriente Medio y ante la esperanza de más medidas de estímulos de los grandes bancos centrales, analistas esperan que el oro pueda alcanzar el umbral de 1,530 dólares la onza, según Halley.