Los precios del oro subieron más de 1% el miércoles, empujados por expectativas de que el gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, incremente el gasto fiscal para ayudar a la economía a dejar atrás la crisis causada por el coronavirus.

El oro al contado sumó 1.6%, a 1,868 dólares la onza, después de haber avanzado a máximos de más de una semana previamente en la sesión. Los futuros del oro en Estados Unidos cerraron con un alza de 1.4%, a 1,866.50 dólares la onza.

"Aún no está claro que los compromisos anunciados por Biden se cumplirán en relación a revertir algunas de las políticas del gobierno anterior, pero de todas formas el oro tuvo un muy buen día y el cierre incluso abre la puerta para alcanzar el umbral de 1,900 dólares", dijo Tai Wong, analista de Derivados y Metales preciosos de BMO.

"El indicador más relevante para el mercado del oro será la recepción que tendrá la propuesta de estímulos económicos de Biden por 1. 9 billones de dólares en el Capitolio, especialmente en el Senado", explicó.

Biden tomó posesión el miércoles como el cuadragésimo sexto presidente de Estados Unidos y los inversionistas estarán pendientes de su plan de estímulos fiscales y del ritmo de distribución de vacunas contra el Covid-19.

El oro generalmente se considera una cobertura contra la inflación que puede derivar de alzas en los gastos fiscales.

En otros metales preciosos, la plata ganó 2.2% a 25.75 dólares la onza; el platino sumó 2.3%, a 1,108.5 dólares; y el paladio ganó 1.1%, a 2,378.37 dólares la onza.